Los Santos Inocentes recorren Venezuela

Caracas; 27.12.2022 (Prensa Corpotulipa / Prensa Mintur).- La tradicional celebración de los Santos Inocentes, que se festeja cada 28 de diciembre, refleja el regocijo de los habitantes, quienes todos los años exaltan el significado de esta costumbre ancestral.

Los Locos de La Vela de Coro, es una de esas representaciones del estado Falcón. Su peculiar forma de celebrar, se conjuga con actos graciosos. Los juegos de locos inician a la media noche del 27 de diciembre recorriendo las calles y plazas con gran algarabía, contagiando a vecinos, quienes disfrutan de las graciosas locuras de los personajes populares.

Estos actores ataviados con vistosos trajes de colores y alegóricas máscaras bailan y se gastan bromas para ponerle mayor entusiasmo a la fiesta. En La Vela de Coro se desarrollan comparsas y desfilan, encabezados por la “mogiganga” un emblemático personaje de esta festividad.

Otra de las danzas que promueve la cultural de los Santos Inocentes; son los Locos de Moruy, en el municipio Falcón de Paraguaná. Mantienen su tradición y derrochan alegría en estas celebraciones. Sus trajes son elaborados con retazos de tela multicolores y cubren sus rostros con máscaras artesanales, para dar rienda suelta a las locuras.

En Caicara se baila el Mono

Un baile ancestral, desde hace más de un siglo, alegra las calles de  Caicara de Maturín, cada 28 de diciembre. Una fiesta cultural que se celebra en agradecimiento a las cosechas y que rememora a los indígenas Chaima y Paima.

Comunidades de cada rincón, del estado Monagas, salen con ropas coloridas y cara pintada, escoltados por el Mono y la Mayordama.  Recorren las calles, agarrados por la cintura, junto a las parrandas, al ritmo del cuatro, maracas, guarura, cachos  y tambora.

Desde el emblemático Monodromo, se clausura este tradicional baile,  reconocido como Patrimonio Cultural del estado Monagas y Bien de Interés Nacional.

Y en Sanare se festeja con las Zaragozas

El pueblo de Sanare, en el estado Lara, también se viste de fiesta el 28 de diciembre.  Las calles se colman de la presencia de las Zaragozas. Personajes con trajes coloridos y extravagantes máscaras se presentan para pregonar ritos populares de rezos, cantos y bailes al son  del Tamunangue.