Venezuela presente en la 42 Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Caracas, 10.09.2019 (Prensa Mintur).- “Si a algún país debería aplicarse investigación o un procedimiento especial por violación masiva a los derechos humanos es a EEUU”, así concluyó su intervención el viceministro para Temas Multilaterales Alexander Yánez, en la 42° Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La intervención responde a la actualización del informe de la alta comisionada de la ONU para los DDHH, Michelle Bachelet, el cual está dominado por una visión selectiva y parcializada “convirtiéndose en un escrito carente de vigor científico, inexactitud de datos, hechos, contextos y conclusiones, según Yánez.

El informe presentando ante los representantes del Consejo de DDHH, ratifica que la alta comisionada no refleja la realidad de Venezuela. Asegura que el 82% de las fuentes consultadas no habitan en el país. Solicitó, la cooperación para el establecimiento de un mecanismo nacional de seguimiento a las recomendaciones del examen periódico universal, los órganos de tratado así como el diseño del segundo plan de derechos humanos de nuestro país.

Con respecto a las medidas coercitivas de Donald Trump

El Viceministro también subrayó que el secuestro de activos en el exterior, el congelamiento de millones de dólares en bancos extranjeros privan al estado de recursos indispensables para adquirir alimentos, medicinas e insumos médicos. “Lamentamos que existan Estados, miembros del Consejo, que respalden y justifiquen esta práctica contraria al derecho internacional”, dijo.

Recordó, de acuerdo a un informe presentado por altos representantes de la Comisión de Derechos Humanos, el pasado 5 de julio, los Estados Unidos han venido aplicando mayores sanciones económicas antes del año 2015. Medidas que están teniendo un alto impacto en los programas sociales y en el país en general.

Concluyó, el comisionado de la Cancillería venezolana, que el Gobierno Bolivariano sigue abierto al intercambio constructivo de información y a la promoción y protección de los derechos humanos. Reiteró la voluntad de seguir avanzando en el diálogo, orientados por los principios de objetividad e  imparcialidad.